Evita un «Pearl Harbor empresarial»

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Cada 7 de diciembre se conmemora un aniversario más del bombardeo del ataque de Japón a la base aeronaval de Pearl Harbor en el archipiélago de Hawái.

Esta acción tuvo como consecuencia directa la muerte de más de 2.400 soldados estadounidenses, la destrucción de 188 aviones y el hundimiento de 4 acorazados, además de dejar otros 3 seriamente dañados.

Es de sobra conocido que el éxito de la misión nipona estaba basado en el factor sorpresa… EE. UU. no se lo esperaba.

Lo mismo ocurre a nivel empresarial.

Muchas organizaciones no están preparadas para cambios repentinos en el entorno y solo les queda responder de forma reactiva, sin control de la situación.

Lamentablemente, cuando no se ha trabajado para tener un buen plan “A” y, desde luego, no se tienen planes “B” ni “C”, se llega a los ERTEs, EREs y los Concursos de Acreedores.

Hoy en día estamos en pleno “Pearl Harbor empresarial” debido a un “ataque” no previsto que llamamos pandemia, COVID-19 o SARS-CoV-2.

Los efectos están siendo devastadores en el ámbito industrial con sectores duramente castigados como siderúrgica, aeronáutica o automoción.

En estas empresas no podemos hablar de directivos novatos que no saben lo que tienen entre manos. Tampoco podemos decirlo de los oficiales del Estado Mayor Conjunto de EE. UU. en 1941.

Sin embargo, las situaciones son equivalentes: no lo han visto venir.

Y las consecuencias de esa “ceguera” son catastróficas.

Está claro que, aun empleando los mejores métodos de escenarios, ciertos eventos pueden escapar a las previsiones más pesimistas.

Pero como responsables de innovación, I+D o desarrollo de producto, no podemos ser elementos simplemente reactivos.

Debemos asumir el papel preponderante que tenemos en materia de prospección y capacidad de reacción para que, en cualquier caso, siempre exista un buen plan “A”, y tengamos listos otros planes auxiliares.

El mensaje es claro: ¡Evita un «Pearl Harbor empresarial»!

Ya lo sé, ahora es cuando dices, “me parece muy bien, pero ¿qué alternativas tenemos?”

Básicamente dos: búsqueda continua de oportunidades e innovación a demanda.

La primera supone un ejercicio de escucha activa de lo que se conoce como “voz del mercado”, “voz del negocio” y “voz del producto/tecnología”, para lo que existen, desde luego, técnicas específicas que evitan que te pillen “con el pie cambiado”.

Dinámica de voces

Dinámica de «voces». Según original de Valeri Souchkov.

La innovación a demanda, por su parte, implica que tú y tu empresa decidís cuándo y cómo innovar. No necesitáis esperar a que os explote una crisis en la cara, sino que estáis preparados antes, durante y después de una situación complicada, generada por acontecimientos externos, para adaptar vuestros productos al entorno cambiante.

¿Qué ocurre cuando sabes, de verdad, identificar oportunidades?

Si aparece algo inesperado como la COVID-19, ya conoces de antemano cuáles son las necesidades insatisfechas, desatendidas u ocultas de tus clientes, así que has puesto en marcha acciones concretas para que tus productos sean capaces de satisfacer esas necesidades o, si no ha sido así, ya sabes el camino y tu empresa podrá responder mucho antes que la competencia.

Por otra parte, tu capacidad de respuesta está directamente relacionada con lo bien estructurados y rápidos que sean los procesos de desarrollo y mejora de tus productos. Si dispones de un sistema, tu empresa podrá ser enormemente flexible para encontrar soluciones realmente efectivas ante un “ataque” inesperado.

¡Evita un “Pearl Harbor empresarial”! 

Un primer paso es descargarte este ebook. Te ayudará a entender cómo TRIZ es un elemento fundamental para identificar oportunidades e innovar a demanda para tus productos. 

Como segundo paso, te invito a consultarme sin compromiso en el siguiente email: aitor.uribeetxebarria@adigai.com  

Te daré las claves para organizar un sistema «anti Pearl Harbor empresarial».

¡1 saludo innovador!

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Acepto la Política de privacidad