Tres por TRIZ: Siemens, General Electric y Samsung

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Cuando pensamos en “Lean”, bien sea “sola” o acompañada de “Manufacturing”, enseguida nos viene a la cabeza Toyota, porque fue el gigante japonés el creador e impulsor de esta forma de gestión.

Algo similar ocurre con “Six Sigma” pero asociado a General Electric; a pesar de que extendió a nivel mundial esta metodología de trabajo, en realidad Six Sigma surgió en la empresa Motorola, adoptándola General Electric más tarde y convirtiéndose en embajadora de la misma.

Precisamente de eso vamos a hablar en este post, de tres grandes embajadores a nivel mundial de la metodología TRIZ: Siemens, General Electric y Samsung.

Estos tres gigantes llevan muchos años trabajando con esta metodología y son especialmente activos en la comunidad de TRIZ, participando en eventos organizados por instituciones relevantes como la Asociación Internacional de TRIZ (MATRIZ) o el Instituto Altshuller para Estudios de TRIZ.

Veremos la historia de TRIZ dentro de estas organizaciones, desde su introducción y consolidación hasta las cifras extraordinarias que han logrado en la actualidad.

Despliegue mundial de TRIZ

La historia de TRIZ, Teoría para la Resolución de Problemas de Inventiva, si bien no es excesivamente larga (algo más de 60 años), no está exenta de atractivo y de hitos relevantes para aquellos que tienen interés en su origen, desarrollo y expansión a nivel mundial.

Todo empezó gracias a dos circunstancias: el deseo del inventor ruso Genrikh Altshuller por entender y sistematizar el proceso de creatividad, principalmente asociado a las invenciones, y su trabajo a partir de 1946 en una oficina de patentes.

Debido a esta coincidencia Altshuller junto con varios colaboradores pudo analizar literalmente miles de patentes, lo que le permitió identificar principios y reglas científicas objetivas que se aplicaban repetidamente en el proceso de resolución de problemas durante la invención, difiriendo únicamente en los campos técnicos de su aplicación.

Entre 1956 y 1985 Althuller y su equipo, con un gran esfuerzo personal y prácticamente sin ningún tipo de ayuda, formularon las bases de TRIZ, el estándar metodológico para la creatividad e innovación sistemáticas.

TRIZ “salió” fuera de la URSS por primera vez en la década de 1980 a través de varios libros de Altshuller publicados en inglés y alemán. A pesar de no tener una gran difusión en ese momento, sus publicaciones despertaron el interés del mundo académico en algunos países.

El punto de inflexión para la propagación de TRIZ fuera de los muros del bloque soviético fue la creación en 1991 de la empresa Invention Machine Labs en Minsk (Bielorrusia) por parte de algunos discípulos de Altshuller, y su posterior traslado a Boston en EE.UU en 1993, cambiando el nombre por Invention Machine Corporation. Esta empresa desarrolló el primer software basado en TRIZ (Invention MachineTM, luego TechOptimizerTM, CoBrainTM y, finalmente, GoldfireTM)  lo que despertó el interés de grandes corporaciones como Caterpillar, Eastman Kodak, Ford Motor Company, Motorola, Procter & Gamble, Xerox, etc. En 1998 la revista Fortune incluyó a Invention Machine Corporation en la lista de las 12 compañías más innovadoras de EE.UU.

Prácticamente de forma paralela a Invention Machine Corporation, en 1992 comenzó su andadura la empresa Ideation International de la mano de otros alumnos de Altshuller: Boris Zlotin y Alla Zusman. En la línea de Invention Machine Corporation, esta empresa basó su negocio en la generación de software, creando toda una suite bajo el nombre TRIZSoftTM.  A diferencia de Invention Machine Corporation que fue adquirida en 2012 por IHS Markit, Ideation International todavía sigue activa y actualizando sus productos y servicios.

TRIZ encontró el trampolín idóneo para darse a conocer a través de las grandes corporaciones de EE.UU. pero también fue ampliando sus horizontes en el mundo académico con conferencias y cursos en instituciones como la Universidad de Twente (Países Bajos), la Universidad Técnica de Estrasburgo (Francia), la Escuela Politécnica de París (Francia), la Universidad Estatal de Wayne (EE. UU.), el Instituto de Tecnología de Massachusetts -MIT- (EE. UU.), el Real Instituto de Tecnología KTH en Estocolmo (Suecia), la Universidad Tecnológica de Brno (República Checa), las Universidades Técnicas de Bérgamo y Florencia (Italia) y el Real Instituto de Tecnología de Melbourne (Australia), entre otros.

Y fue precisamente el impulso del mundo académico el que facilitó a mediados de los noventa la entrada de TRIZ en los países de Europa occidental y en las grandes corporaciones del continente. Los países europeos donde más repercusión ha tenido han sido Alemania, Países Bajos, Reino Unido, Francia e Italia.

Expansión mundial de TRIZ

Expansión mundial de TRIZ. Fuente: Valeri Souchkov [1].

A finales de los noventa TRIZ entró con fuerza en Asia, sobre todo en Corea del Sur, gracias a las políticas en materia de innovación de empresas como Posco, Hyundai y Samsung, centradas en la implementación tanto vertical como horizontal de TRIZ en sus organizaciones. En Japón también tuvo una buena acogida; incluso en 1997, la empresa Invention Machine Corporation firmó un contrato de 13 millones de dólares con el Instituto de Investigación Mitsubishi para proporcionar su software a 100 compañías japonesas líderes, entre las que se encontraban Matsushita Electric Industrial (hoy Panasonic Corporation), Ricoh, Tokyo Electric y Toyota.

Latinoamérica fue la siguiente zona geográfica en el proceso de expansión de TRIZ, sobre todo a partir de 2009 en Brasil, Chile y Colombia, aunque en México, quizás por la cercanía e influencia de EE.UU. se había comenzado a utilizar TRIZ antes; de hecho uno de los primeros libros de TRIZ escritos por autores de habla hispana es “TRIZ, la metodología más moderna para innovar tecnológicamente de manera sistemática” publicado en 2005 y escrito por los mexicanos: Margarito Coronado Maldonado, Rafael Oropeza Monterrubio y Enrique Rico Arzate.

Al mismo tiempo que en Latinoamérica, TRIZ se propagó por Oriente Medio, principalmente en Jordania, Arabia Saudí e Irán.

En 2010 TRIZ irrumpió en China, entre otras cosas, gracias al apoyo institucional. Actualmente, la mayoría de las publicaciones académicas relacionadas con TRIZ llegan de China. Pero en China, TRIZ no es activo únicamente en las instituciones educativas, sino que empresas tecnológicas punteras como Vivo, el segundo fabricante de smartphones en ese país, cuenta con un nutrido grupo de técnicos de desarrollo formados y trabajando con TRIZ.

TRIZ en Siemens

Resulta interesante y reveladora la anécdota que nos cuenta el profesor y experto de TRIZ Michael Orloff acerca de los primeros contactos entre TRIZ y la mutinacional Siemens; según sus propias palabras:

“Una tarde de 1995, estando en Berlín, abrí un periódico y leí un breve artículo sobre una nueva turbina de gas de Siemens con unas prestaciones extraordinarias. El aumento de la productividad del que hacía gala era posible gracias a una nueva idea: los ingenieros encontraron un arreglo especial para los quemadores de gas y aumentaron su número. Naturalmente, la solución en sí no se revelaba, pero había una fotografía de la turbina despojada de su carcasa exterior. Por lo tanto, el secreto estaba en la construcción de la carcasa. ¡El artículo acaba de mencionar que el gas caliente generado por los quemadores generaba más presión sobre las palas de la turbina, lo que aumentaba la productividad y la confiabilidad de la turbina a niveles récord!

Abrí una enciclopedia de ingeniería y leí todo lo referente a los principios y diseño de turbinas de gas. También aprendí sobre temas relacionados con la durabilidad de las palas de las turbinas y la mejora de su mantenimiento y productividad general.

Estaba tan entusiasmado con el problema que continué el ejercicio de modelado y, finalmente, formulé las contradicciones sujetas a requisitos y limitaciones hipotéticos (que en este momento no me eran conocidos). También definí el Resultado Final Ideal (IFR). Después de eso, lógicamente llegué a una solución aparentemente razonable. Dibujé varios bocetos simples, y al día siguiente llamé a la sucursal de Siemens en Berlín que había desarrollado la nueva turbina.

Quería decirles a los autores cómo TRIZ hace posible modelar soluciones de la competencia sin hablar con ellos, solo mediante el estudio de patentes, artículos y, en general, cualquier material disponible, y cómo se pueden mejorar esas soluciones.

Pronto se organizó una reunión con los miembros del equipo de diseño, y llevamos a cabo nuestro primer taller improvisado en una sala de negociaciones.

En una de las reuniones posteriores, hablé con uno de los diseñadores de turbinas, mientras otros participantes seguían atentamente la conversación:

– Dígame, profesor, ¿es usted un experto en turbinas?

– ¡Oh, no! Estoy especializado en informática, ingeniería de sistemas, óptica, mecánica, electrónica, etc., y también soy un defensor de TRIZ y asesor en los conceptos básicos de esa teoría.

– Entonces debe haber aconsejado a los productores de turbinas en el pasado.

– No, nunca lo he hecho. ¿Qué es todo esto?

– Ya ve, nadie aquí cree que no sea un experto en turbinas.

– Pero no soy un experto en turbinas. ¡Ya se lo he dicho!

– La cosa es que, después de su presentación, nos quedamos impactados, y todos dijeron más o menos lo mismo sobre usted: es como si hubiera estado dentro de nuestras cabezas durante varios meses mientras buscábamos la solución, porque describió todas las contradicciones clave que identificamos y todos los argumentos clave para respaldar la nueva solución que surgió después de una discusión tediosa y una investigación sin fin. Es solo que lo estructuramos todo de una manera diferente.

– Gracias, ya veo.

– Simplemente no podíamos creer que alguien que no es sea un experto en este campo pudiera modelar todo nuestro largo trabajo en una noche, y luego contarnos no solo sobre nuestros resultados, sino también, y eso es lo más importante, sobre cómo llegamos a esos resultados. Ha sido muy similar a lo que habíamos vivido durante varios meses antes de encontrar la solución.”

Dentro de Siemens, la división que de forma más intensiva ha trabajado con TRIZ es la de Automatización y Accionamientos.

En el año 2005, esta división se había marcado el propósito de lograr el liderazgo tecnológico y de innovación.  Para ello se definieron tres objetivos: construir una sólida cartera de patentes, acelerar la innovación y asegurar una cobertura completa de todas las posibilidades en un campo técnico determinado.

A modo de “banco de pruebas” para diferentes métodos con los que alcanzar los objetivos propuestos, desde luego TRIZ entre ellos, se organizaron a nivel interno tres conceptos prácticos de taller para el programa denominado “Invención bajo Demanda”:

  • Patente bajo Demanda: Se buscaba con estos talleres la protección y ampliación de la cartera de patentes.
  • Innovación bajo Demanda: Estos talleres estaban básicamente centrados en la innovación en productos, servicios o aplicaciones. También se buscaban conceptos de producto con nuevas características atractivas. Las ideas obtenidas debían ser verificadas en busca de novedad y, de ser posible, protegidas por patentes.
  • Soluciones bajo Demanda: Para el desarrollo de estos talleres se partía de un problema técnico y, si se tenía información, con el histórico de los intentos previos de solución por parte de la empresa y de la competencia. Al igual que en los talleres de “Innovación bajo Demanda”, se comprobaba el carácter novedoso de las ideas y la posibilidad de ser patentadas.
Invención bajo demanda en Siemens

Programa «Invención bajo Demanda» en Siemens. Fuente: Robert Adunka [2].

El proyecto piloto durante su primer año arrojó los siguientes resultados:

  • 25 talleres.
  • 244 participantes.
  • 1.238 ideas generadas.
  • 243 invenciones.

Los talleres tuvieron un éxito evidente, por lo que se decidió continuar la capacitación y la implementación de la metodología dentro de la denominada “Academia de Herramientas de Innovación” que se estructura en tres niveles como se muestra en la siguiente imagen.

Academia de Herramientas de Innovación en Siemens. Fuente: Robert Adunka [2].

Según Georg Kinnemann, inventor responsable de más de 18 patentes asignadas principalmente a Siemens:

“La TRIZ moderna conecta la estrategia y la práctica del pensamiento técnico con modelos intuitivos de inventiva. Es sorprendente encontrar soluciones efectivas y económicas cuando los profesionales experimentados que trabajan en su campo, están bastante seguros de conocer todas las variantes y posibles soluciones y todas las perspectivas posibles.”

TRIZ en General Electric

Desde su introducción por Jack Welch en 1996, General Electric utiliza Six Sigma con gran éxito para impulsar invenciones, desarrollos e innovaciones. En particular, y dentro de GE Global Research, la división de investigación y desarrollo de General Electric, se utiliza DFSS, Design for Six Sigma (Diseño para Six Sigma), aplicación de los principios de Six Sigma para el diseño de  productos y sus procesos de fabricación y apoyo.

En GE Global Research se emplean las fases DMADOV (Definir – Medir – Analizar – Diseñar – Optimizar – Verificar) como DFSS, siendo el cuarto paso de la fase “Analizar” el que se emplea para el desarrollo de diseños conceptuales.

Hasta hace unos años, a la hora de abordar ese cuarto paso, se formaba un equipo de expertos y se generaban ideas mediante el uso de métodos tradicionales de ensayo y error, como la “tormenta de ideas” o “brainstorming”. Posteriormente, las ideas generadas eran evaluadas en base a aspectos técnicos.

DFSS en General Electric

Metodología DFSS en General Electric. Fuente: Oliver Mayer [3].

En 2006 el Consejo DFSS de General Electric identificó problemas en el paso correspondiente al Diseño Conceptual (Fase de Análisis) del proceso de DFSS y se planteó introducir TRIZ como herramienta de resolución de problemas técnicos.

Comprendieron que TRIZ era la mejor alternativa para afrontar la denominada “interfaz difusa” en las primeras etapas del desarrollo de nuevos productos y combatir la inercia psicológica para encontrar soluciones innovadoras. Vieron que TRIZ se integraba perfectamente en DFSS, ya que llenaba el vacío existente en los métodos de desarrollo conceptual.

De esa forma lograron una mejora significativa de DFSS, acelerando los procesos de innovación y de búsqueda de ideas.

TRIZ se introdujo en GE Global Research a partir de 2008, encontrándose plenamente integrada con un programa claro de formación que en 2014 había alcanzado las siguientes cifras:

Programa formación TRIZ en GE Global Research

Programa de formación en TRIZ en GE Global Research. Fuente: Oliver Mayer [3].

Todo el proceso de formación está dirigido y supervisado por expertos de TRIZ, quienes manejan todos los aspectos del programa, sirven como puntos de contacto clave dentro de la organización y son responsables de las métricas de éxito.

En un nivel superior están los conocidos como “TRIZ stakeholders”; se trata de líderes senior, incluidos los líderes tecnológicos de GE a nivel mundial y los Gestores de Procesos de Negocio que se encargan de dar apoyo al programa dentro de la organización.

Desde su introducción en General Electric, más de 1.000 empleados (solo en GE Global Research) han recibido capacitación en TRIZ y están aplicando las herramientas y filosofía de TRIZ en sus proyectos.

Desde General Electric se enfatizan dos beneficios clave del uso de TRIZ; un enfoque de pensamiento diferente que conduce a soluciones disruptivas y la definición clara de problemas, que ayuda a recortar los plazos para llegar a la solución final.

Reconocen también que la contribución de TRIZ ha sido clave en la obtención de un número importante de patentes.

De la misma forma que adoptó e integró Six Sigma dentro de su cultura empresarial, General Electric ha hecho una apuesta muy fuerte por TRIZ:

“Trabajamos para llevar TRIZ a cada grupo de I+D de General Electric en todo el mundo” Martha M. Gardner, actual Líder Ejecutivo de Calidad en GE Aviation.

TRIZ en Samsung

Sin lugar a dudas, Samsung (y en particular Samsung Electronics) es el mayor exponente de una implementación amplia y exitosa de TRIZ dentro de una organización.

Gracias a la relación que se estableció entre el gobierno surcoreano y la Academia de Ciencias de Rusia a finales de la década de 1990, Samsung, al igual que otras empresas del país, tuvo acceso a muchos de los desarrollos que se habían realizado en la antigua URSS, además de la colaboración directa de muchos técnicos y científicos.

Entre las novedades que “importó” Samsung se encontraba TRIZ.

En aquel momento la empresa se hallaba en un proceso de reflexión estratégica entendiendo que el papel que estaba desempeñando en el mercado era el de “seguidor diligente” en lugar de “líder innovador”.

Desde sus orígenes en un cobertizo en 1969, Samsung Electronics miraba “hacia arriba”, donde se encontraban empresas de referencia y consolidadas como la japonesa Sony.

Sin embargo, la irrupción de TRIZ junto con la adopción de otras prácticas organizativas (Six Sigma, por ejemplo), fue clave en su crecimiento hasta convertirse en el gigante tecnológico que conocemos.

En la siguiente tabla podemos ver una comparativa de la situación de Samgung Electronics frente a su competidor de referencia, Sony, en un período de 15 años desde la adopción de TRIZ por la empresa en 2001:

Samsung vs Sony

Evolución de ventas y número de empleados de Samsung Electronics y Sony. Fuente: Elaboración propia.

En 2003 TRIZ dio lugar a 50 nuevas patentes para Samsung y, en 2004, solo con un proyecto (una innovadora unidad de lectura de DVD) ahorró más de 100 millones de dólares.

El dominio de TRIZ constituye una de las habilidades obligatorias para crecer dentro de Samsung (incluso los CEOs de las filiales de Samsung Electronics tienen que recibir formación en TRIZ) y formar parte de la “élite creativa”:

Requisitos para la élite creativa de Samsung

Requisitos para formar parte de la élite creativa de Samsung. Fuente: Richard Platt [4].

Samsung, de forma similar a las otras empresas mencionadas en este post, ha desarrollado un sistema corporativo de formación basado en 4 niveles (duración):

  • Principiante: 1 mes.
  • Practicante: 1 semana.
  • Experto: 2 semanas.
  • Profesional: 10 semanas (con participación en un proyecto estratégico).

La apuesta e inversión económica de Samsung para la formación en TRIZ no tiene parangón. En la siguiente imagen se puede ver a Dong-Seob Jang, vicepresidente de Samsung Electronics, exponiendo el crecimiento experimentado por TRIZ dentro de la compañía en el marco de la Conferencia organizada por MATRIZ (Asociación Internacional de TRIZ) que tuvo lugar en Seúl en 2015.

Presentación Samsung Electronics en TRIZfest 2015

Los datos presentados fueron espectaculares:

  • 27.300 personas con nivel básico (Principiante).
  • 4.750 personas con nivel 1 (Practicante).
  • 762 personas con nivel 2 (Experto).
  • 69 personas con nivel 1 (Profesional).

Aparte de mantener su propia Asociación de TRIZ, Samsung también organiza el “Festival TRIZ” para hacer un reconocimiento público donde los proyectos exitosos de la empresa son premiados.

Teniendo en consideración la larga trayectoria, nivel de integración y resultados obtenidos, sin lugar a dudas a día de hoy el mayor “embajador” corporativo de TRIZ es Samsung.

¿Otras empresas?

El listado de empresas que utilizan TRIZ en el mundo es bastante largo. Hay empresas de todos los tamaños y sectores, operando tanto a nivel global como local.

Pero al igual que ocurre con los actores y actrices o cantantes que son populares en una zona geográfica determinada pero completamente desconocidos en el resto, sería tedioso e inútil mencionar empresas cuyo ámbito de influencia sea básicamente local.

Es por ello que cuando se enumeran empresas que emplean TRIZ siempre aparecen las grandes corporaciones multinacionales que son fácilmente reconocibles por la inmensa mayoría. Entre ellas podemos mencionar:

  • BMW
  • Bombardier
  • Boeing
  • Continental
  • Daimler AG
  • ESA
  • Ford Motor
  • Johnson & Johnson
  • ExxonMobil
  • Intel
  • Philips
  • Procter & Gamble
  • Shell
  • Unilver
  • Xerox

En empresas pequeñas y medianas (y en algunas grandes) suele surgir la pregunta: “si TRIZ es una metodología tan potente en el mundo de la resolución de problemas técnicos e innovación, ¿cómo es posible que todavía no haya oído hablar de ella?”

Como hemos visto antes, hay una serie de empresas que han apostado por TRIZ y tienen cientos (o incluso miles) de personas que utilizan la metodología a diario. A pesar de ser un número bastante elevado no se oye nada al respecto… la razón es puramente estratégica: TRIZ les está dando una tremenda ventaja competitiva, e incluso en muchas de ellas se desalienta a los empleados a hablar del tema fuera de la empresa.

En una entrevista le preguntaron al Jack Hipple, ingeniero químico, profesor y experto en TRIZ: “Cuando TRIZ se consolida, ¿supone esto una ventaja para la empresa?”, y está fue su respuesta:

«Sí, no hay duda. Motorola y Procter & Gamble fueron las dos primeras grandes empresas en utilizar TRIZ en los Estados Unidos. Trajeron a expertos rusos y con su ayuda la implantaron en la organización. Cuando le digo a la gente este hecho, la primera pregunta que hacen es: ¿Por qué estas compañías no han hecho una presentación sobre su recorrido con TRIZ en una charla pública o conferencia? Mi respuesta es: Si tuvieras una metodología que te permitiese inventar mejor, más rápido y de forma más eficaz que cualquier otra persona, ¿correrías a contárselo a todo el mundo?»

Referencias:

  1. «TRIZ in the World: History, Current Status, and Issues of Concern»; Valeri Souchkov, 2016. 
  2. «Lessons Learned in the Introduction of TRIZ at Siemens Automation and Drives»; Robert Adunka, 2007.
  3. «TRIZ, Inventive Problem Solving Methodology»; Oliver Mayer, 2014.
  4. «The Corporate Innovator – Samsung»; Richard Platt, 2014.
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

2 comentarios en “Tres por TRIZ: Siemens, General Electric y Samsung”

Deja un comentario